domingo, 17 de diciembre de 2017

ElFocoDigital

Disponible

 

 

 

La semana pasada, el Vicepresidente de Acción Democrática, Antonio Ecarri Bolívar, argumentó en un artículo de opinión, la necesidad de votar en las elecciones regionales convocadas por el gobierno “con un pañuelo en la nariz”.

 

Muchos venezolanos hasta la fecha todavía no han entendido el riesgo que significa una Asamblea Nacional Constituyente en este momento de crisis, la cual podría cambiar en cuestión de horas todo lo concerniente al ordenamiento jurídico y político de nuestro país.

 

 

 

Las críticas que se le hacen a la Mesa de Unidad Democrática desde la oposición son el resultado de la frustración que hay en la calle con una política que no logra derrocar a la dictadura, a pesar de que ésta tiene al 80% de la sociedad en contra.

 

Aunque parezca increíble, no es exagerado afirmar la imposibilidad de encontrar una solución jurídica, dentro del marco legal vigente, a la crisis política en Venezuela. No hay legalidad, y el régimen ha ultrajado deliberadamente todas las reglas del juego político democrático.

 

Bienvenidos a esta primera edición de Conectad@s con Isa, una columna de tu portal El Foco Digital, que busca no solo orientar a sus lectores en aspectos de su quehacer diario personal, familiar y laboral, sino también en facilitar y fortalecer las herramientas para que cada una de sus acciones conduzcan a la proyección eficiente de sus objetivos y por ende la cristalización de sus metas.

 

A donde se fue toda la mierda por lo que la gente "luchó" siempre digo "la izquierda es la canción más bonita de Silvio Rodríguez.

 

 

 

Sería ingenuidad o miopía ver una acción meramente jurídica en el recurso contra la Constituyente de Maduro presentado por la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz. En un país donde no hay estado de derecho, el recurso de la Fiscal tiene un efecto absolutamente inocuo.

 

Esta semana sin duda alguna será decisiva para Venezuela. El gobierno de Nicolás Maduro dando patadas de ahogado, apuesta por una Asamblea Nacional Constituyente desconociendo que el 80% o más de la población no quiere que se modifique nuestro pacto fundamental, porque está consciente que con ello no se resolverán los problemas del país.

 

Es un deber como Venezolano, darle las gracias a cada uno de los integrantes de la selección de futbol sub20, quienes dieron todo su esfuerzo para darle una pequeña alegría a nuestro país, el cual atraviesa un inmensa penumbra desde hace más de 70 días de protestas contra un gobierno dictatorial y fracasado. Ojo no lo digo yo lo dicen las encuestas y todo aquel que te consigues en las calles.

 

Una mayoría contundente y determinante de venezolanos repudiaron al régimen el pasado domingo 16 de julio.

 

Llevados por la inseguridad y desconfianza en nuestra capacidad de ser aceptados tal como somos, podemos caer en la tentación de adornar aquí y allá nuestra historia y nuestras habilidades de forma que causemos una impresión favorable en las demás personas.

 

Más allá de cualquier interpretación sobre por qué el gobierno le dio casa por cárcel a Leopoldo López y la razón por la cual éste aceptó, está el hecho público, notorio e incontrovertido: El gobierno tuvo que hacer lo que nunca quiso hacer.

 

 

 

La dirigencia opositora en el país ha cometidos aciertos y desaciertos en estos cien días de protestas, pues jamás se habían enfrentado a una situación política, económica y social tan complicada como la actual.

 

Suena increíble y hasta repugnante, como ahora los altos jerarcas del gobierno califican de traidora a la Fiscal General de la República, Dra. Luisa Ortega Díaz, quien simplemente decidió cumplir con las funciones que le establecen las leyes y la Constitución.

 

Los artículos 333 y 350 de la Constitución vigente tienen un grave problema de diseño. Son absolutamente inútiles para todos los efectos prácticos, como lo hemos aprendido en la historia reciente.

 

 

 

 

 

Este artículo debo iniciarlo recordando unas declaraciones ofrecidas recientemente por el coronel retirado de la Guardia Nacional Bolivariana, Hidalgo Valero, quien aseguró palabras más o palabras menos, "que las dictaduras no caen solo con el pueblo en las calles, por lo que se necesita la colaboración directa de las Fuerzas Armadas Nacionales".

 

Para nadie es un secreto que Venezuela hoy en día  atraviesa por una de las peores crisis en su historia y ahora al gobierno se le ocurrió la brillante idea de convocar a una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) para tratar de enmendar la delicada situación política, económica y social, obviando todos los desaciertos y las metidas de pata cometidas en los últimos 4 años.

Disponible

 

 ElFocoDigital.com

2017 © El Foco Digital. Todos los Derechos Reservados.

Contáctenos

 

Sitio desarrollado por egrsite@gmail.com